2.º Secundaria

Prueba de velocidad lectora 2

Esta prueba es anónima y no guarda resultados.
Para acceder a las pruebas asignadas por tu profesor,
debes iniciar sesión e ir a Mi espacio.

Fragmento de: Penny, caída del cielo. Retrato de una familia italoamericana, Jennifer L. Holm

El cartel de fuera dice CARNICERÍA FALUCCI. LOS MEJORES CORTES DE CERDO Y TERNERA.

Abro la puerta y suena una campanita.

–Mira quién ha venido –saluda Tío Ralphie desde detrás del amplio mostrador de mármol.

Lleva un delantal y está hablando con una señora larguirucha que tiene una corrida en las medias a la altura del tobillo. Un niñito con el cuello mugriento está agarrado a una de sus piernas y otro crío con un pegote de mermelada en la cara se le ha abrazado a la otra pierna. Cuando se da la vuelta, veo que tiene un bulto redondo en la barriga.

–Señora Chickalos –dice orgulloso Tío Ralphie–, ¿conoce a mi preciosa sobrina, Penny? Es la hija de mi difunto hermano Freddy, que Dios lo tenga en su gloria.

La señora Chickalos se vuelve hacia mí y me dice con voz suave:

–¿Cómo estás?

–Encantada de conocerla –digo.

Tío Ralphie continúa con la señora Chickalos.

–Entonces, ¿está segura de que no necesita jamón? Tengo un jamón buenísimo en la trastienda, una delicia.

–No me lo puedo permitir –dice ella con la misma voz tan suave.

–No se preocupe por eso, ¿está claro? –dice mi tío–. Usted cuide bien a esos niños tan hermosos que tiene.

De hecho, los niños podrían darse un buen baño antes de que nadie los llamara hermosos, pero así es Tío Ralphie. Observo cómo mi tío corta y envuelve un gran trozo de jamón y se lo pone en la bolsa. Acto seguido envuelve un pollo entero y lo mete también.

–Con los huesos se puede hacer un buen caldo. De ahí salen dos y hasta tres comidas –guiña un ojo–. Le sentará bien al bebé.


© 2009-2020 Editorial Casals S.A.
Aviso Legal | Mapa web | Créditos